La Libertadores se mira y se toca: A 29 años del Colo Colo que tocó el cielo de América.

0
196

Un 5 de junio, pero de 1991, los albos hacían historia al consagrarse campeón de la Copa Libertadores, hecho inédito para la historia del balompié nacional.

«La Copa Libertadores: se mira, pero no se toca».

Ese era el lema con el que gran parte de los equipos del Atlántico le enrostraban al resto de Sudamérica el no haber conseguido el máximo trofeo continental.

Es que en los 29 primeros años en que se jugó el torneo, ningún elenco de esta parte del área lo pudo ganar. Sólo Atlético Nacional de Medellín rompió esa ‘maldición’ en 1989.

1991, EL AÑO EN QUE LE TOCÓ A CHILE

La versión 30 del certamen trajo consigo a Colo Colo y Concepción como representantes nacionales, los cuales quedaron agrupados en la Zona 2 junto a Liga de Quito y Barcelona de Ecuador.

Tras el término de la fase regular, los albos clasificaron como primeros, dejando a Liga y los lilas en la segunda posición.

Ya en Octavos de Final, los dirigidos por el croata Mirko Jozic enfrentaron a Universitario de Lima, con quienes empataron sin goles en Perú y derrotaron 2 a 1 en Santiago, logrando el paso a Cuartos.

Palabras mayores esperaban al Cacique, pues debía chocar ante el poderoso Nacional de Montevideo. No obstante, la historia reveló que este sería uno de los cruces con trámite más fácil.

Una goleada de 4-0 en Chile y una derrota en la nación oriental cuando estaba todo definitivo, posicionaron a los chilenos entre los cuatro mejores del continente.

BATALLA CAMPAL ANTE BOCA JUNIORS

Sin dudas, aquel Boca Juniors dirigido por el ‘Maestro’ Washington Tabarez era de temer.

Con Gabriel Batistuta y Diego Latorre a la cabeza, los xeneizes se impusieron en La Bombonera por la cuenta mínima, dejando la llave abierta para la vuelta.

Con un Estadio Monumental repleto, Rubén Martínez abría la cuenta recién en el minuto 65; por su parte, Marcelo Barticciotto marcaría dos minutos después uno de los goles más recordados en la historia colocolina tras derrotar al meta Navarro Montoya.

Los trasandinos no querían bajar los brazos y lograron el descuento que dejaba todo igualado.

No obstante, a ocho del final, Martínez nuevamente batió la portería visitante provocando la explosión en Pedreros.

De ahí en más, la ira argentina se desataría en contra de futbolistas, reporteros gráficos y todo quien se cruzó, ocasionando una de las peleas más recordadas del fútbol sudamericano.

LUIS PÉREZ Y EL GOL «A LO PELÉ»

Luego de un empate sin goles en Asunción, Colo Colo definía el campeonato de local ante Olimpia de Paraguay, ‘El rey de copas’.

Las crónicas dicen que ese 5 de junio entraron 66.517 personas a Macul, quienes fueron testigo de cómo Luis Pérez se matriculó con un doblete que abrió el camino para la conquista del título.

Pero ese segundo tanto de Pérez no pasó inadvertido, debido a la gran calidad técnica que tuvo.

El ex futbolista y comentarista Alberto Fouillioux diría aquel día que la anotación fue «a lo Pelé», en alusión a lo hecho por el brasileño en el Mundial de Suecia 1958.

Sin embargo, había un grito más y se reveló a cinco minutos del final, cuando el joven Leonel Herera marcaba el tercer y definitivo gol bajo unas galerías atiborradas de antorchas que premiaban al que, hasta el momento, ha sido el único equipo en bajar la estrella de la Libertadores.

(24 horas.cl)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here